martes, 13 de mayo de 2008

Martes 13, no te cases ni te embarques, pero renunciá.

Recibí un correo de uno de los oyentes (?) que dice así:

"Comienzo a odiar mi trabajo.
Bah, no mi trabajo, porque no me molesta hacer lo que hago.
Odio el lugar, la oficina, la gente, mis jefes...
Rescato a 2 ó 3 personas de aca adentro. No más.
Detesto que hagan espamento por un puto aumento de sueldo (de $160 de mierda)
No lo soporto.
No soporto tener que rogar para que me cambien el monitor porque se ve verde y me hace mierda la vista.
No soporto tener que hacer el trabajo de otro, y que encima me quieran "acogotar" por no haberlo hecho.
Me quiero ir.
SI pudiera hoy mismo, me iría.
No soporto que la conchuda de la contadora aparezca 3 veces al mes y yo tenga que hacer el puto libro contable. (Para eso me hubiera roto el orto en económicas...) ... y encima si no lo hago, bancarme la cagada a pedos.
Basta.
Exploté.
No soporto laburar con un tipo tan forro, mentiroso y coimero como Fernandez.
Me cansé de tanta mierda.
No tolero que nos traten como inútiles, que subestimen mi trabajo, que insinúen todo el tiempo que vengo a rascarme el orto."


Mucho no puedo agregar. Vivís en carne propia uno de los grandes males que nos aquejan (otro más y van...) que es la clase "Empresarial" argentina. La que cobra fortunas, la que a su vez cobra más fortunas en comisiones, en coimas, en un montón de cosas, y como dice la "oyente", se quejan por 160$ (aumento hecho por el sindicato de comercio). Lejos están de alejarse de esa tablita de mierda y pensar en algún premio por eficacia, o este tipo de cosas que se dan en las grandes empresas que se preocupan por sus empleados, porque en definitiva son ellos los que la sostienen.

Pero por suerte no todos los trabajos son así. Así como muchos trabajos son peores.
Pero en síntesis lo que no se puede tolerar es la falta de respeto y el menosprecio por el otro.
Pero parece que el que la tiene más grande (la billetera), se cree con derecho a hacer lo que se le canta el orto.

(...)


Y todo esta bronca que contagia esto, se enerva cuando te llamo y estás llorando... dan ganas de mandar a la AFIP, a la Comisión por Derechos de la Mujer (si es que existe, o alguna parecida), porque tengo entendido que a tu compañera le pasa algo parecido. O directamente ir y cagar a trompadas a varios... Pero eso no les molestaria... viven para la guita. Ya de por si, marca a las claras que clase de ratas son, que te hacen llorar, por una relación laboral.
Que se mueran.

UPDATE: Y renunciaste, y dijiste basta... me alegro un montón.

5 comentarios:

Marvin dijo...

gracias eternas.
Te amo todo.

CecydeCecy dijo...

excelente !!!
Son unos hijos de puta.
me salio del alma...

Movimiento Argenlibre dijo...

Pensemos igual, parecido o distinto, debemos unirnos todos para defender los Valores basicos de la libertad y la república.

Un gran abrazo desde el Movimiento Argenlibre

Recontra dijo...

Ya lo dijo Freud: "todos putops"

txetxuu dijo...

este hijo de puta, es el que clavó un viaje de lpm el año pasado?!

que volvió bronceado al mango y rompiendo las bolas como quien viene de hacer trabajos comunitarios??

armemos un grupo incendiador de casas de soretes.
a pleno..

i´m back bro.
me costó como un mes,
pero bueh,
dicen que dicen que es dificil re.encontrarse..

en fin.
quiero solidarizarme con la causa, tire coordenadas,
un beso enorme para los 3!
los quiere,
la tía chechu..